El candidato de Ciudadanos acusa al alcalde de “olvidar” su tarea como concejal de Policía, recuerda que si la ciudad es segura es gracias al “sobreesfuerzo” de los agentes, con una medidas de 70 días pendientes, y plantea como otras medidas impulsar la carrera profesional con programas formativos y desarrollar una programación de necesidades en equipamiento material

León, jueves 10 de mayo de 2023. Alcanzar los 220 efectivos de la Policía Local en el año 2025 y más patrullas a pie en los barrios. Es el firme compromiso de Justo Fernández, candidato de Ciudadanos al Ayuntamiento de León, en el marco de una batería de medidas que prevén mejorar la seguridad de la ciudad y a la par las condiciones laborales de los agentes.

Fernández ha recordado este jueves que si León puede presumir de ser una ciudad segura es gracias al “sobresfuerzo de nuestros agentes”, siempre en colaboración con los compañeros de la Policía Nacional. La realidad, continuó, es que los agentes locales van más allá de sus jornadas laborales para dar cumplimiento a los servicios con los que sí o sí la Policía Local debe atender, tengas o no una plantilla dimensionada a tus necesidades.

Eso se traduce en que, en la actualidad, toda la plantilla tiene un exceso de días libres no disfrutados por atender esos servicios obligatorios. Es más, en los últimos años varios agentes se han jubilado sin haber disfrutado casi 200 días, y el conjunto de los agentes tienen una media de 50 y 90 días pendientes.

“No podemos tolerar esta sobrecarga de nuestros agentes. Fijaros hasta qué punto llegamos que hoy tenemos 192 agentes locales en plantilla, pero la realidad es que solo podemos hablar de 188 porque cuatro ya no se van a incorporar para poder disfrutar los días que tienen pendientes”.

Una plantilla que no llega a los 190 efectivos cuando, según recordó Fernández, el número medio de agentes por número de habitantes según la Unión Europa estaría en León entre los 200 y 220 agentes, y que la ciudad incluso llegó a tener hasta 240 miembros en la Policía Local.

Frente a esta situación, “fruto del total abandono de este cuerpo por parte del concejal de Policía Local, es decir, del alcalde de León, que ha hecho caso omiso de sus funciones en esta área”, Ciudadanos entiende que es necesario pensar a largo plazo para que la plantilla de su Policía, la encargada de velar por la seguridad de su ciudad, esté perfectamente diseñada para cumplir con compromisos cada vez más exigentes.

 

Diseño de la Policía Local

Por todo ello, Fernández entiende que es clave asentar las bases del diseño del cuerpo de la Policía de León. Y ello se traduce en tres grandes medidas. En primer lugar, la agilización de las pruebas para la incorporación de agentes a la mayor brevedad posible, con el compromiso de alcanzar los 220 en 2025, teniendo en cuenta que los plazos los marca también la formación que los agentes deben realizar una vez superadas las pruebas.

La segunda gran medida pasa para impulsar la carrera profesional de la Policía Local, con la puesta en marcha de programas formativos para promocionar y construir un cuerpo de Policía municipal de cara a los próximos 25 años. “Las escalas más altas van a quedar desiertas en menos de 10 años por jubilaciones. Por tanto, es necesario ofrecer la formación necesaria antes y no siempre ir a tiempo pasado”.

La tercera medida pasa por el diseño y la planificación de las necesidades de inversión para los próximos 10 años en equipos de comunicación, defensa y movilidad. De esta forma, se garantizará que exista una respuesta inmediata cuando la vida útil del equipo material se termine. “Si queremos seguridad, lo primero que tenemos que hacer es tener a nuestros policías seguros”.

Por todo ello, Fernández entiende necesario sentarse con los responsables de la Policía Local y diseñar una programación de necesidades de material para evitar que los retrasos en la tramitación de contratos pongan en riesgo a los agentes.

Más patrullas a pie

Por último, Fernández ha reiterado su firme compromiso de incrementar la presencia de policías que patrullen a pie los barrios de la ciudad, con el objetivo de recuperar la confianza y disuadir a los delincuentes. “No podemos permitir que ocurran robos a plena luz del día como hemos visto en los últimos meses, por ejemplo, en San Mamés”.

Una medida que, según recordó, va ligada a la primera, es decir, a la “imperiosa” necesidad de ampliar la plantilla. Cuatro medidas, “realistas y de fácil cumplimiento. Porque León necesita eso, proyectos sencillos pero que se lleven a cabo y no grandes promesas que acaben durmiendo el sueño de los justos”.